En esta oportunidad hablamos con Gaby Montes, uno de los integrantes de la banda española Los Sexy Zebras. Antes de su viaje a SXSW en Austin conversamos sobre sus viajes por México, el presente del grupo y sus próximas aventuras.
 
Son una banda joven pero con varios años de experiencia… ¿cómo viven este 2016?
Cada día es un territorio nuevo y eso es lo emocionante de lo que estamos haciendo ahora. Es verdad comenzamos muy jóvenes, casi todos con 15 años de edad, aunque tenemos casi ya 3 años de trabajar fuertemente y con el concepto de la banda mas estructurado en todo sentido. Ahora estamos explorando México, realizando giras por un país nuevo para nosotros pero que tiene mucho por descubrir. También las primeras visitas a Estados Unidos, a conocer y entender ese sonido americano que tanto nos gusta.
 
Muchas bandas tuvieron que pasar y vivir la crisis reciente de España. ¿Cómo afecto esa situación al grupo?
Se remueve el país, hay factores sociales que preocupan a la gente, nosotros como artistas tenemos cierta responsabilidad por decir cosas que nos salen y el arte es una de las mejores vías para mover la conciencia de la pena, para revelarse a una situación que realmente nos toca. Ahora estamos un clima político completamente diferente, pasamos de estar rabiosos a tener un espíritu de construir de hacer cosas. Nosotros nos consideramos una banda valiente, que habla y dice las cosas como son, cuando las cosas están mal tenemos y sentimos la obligación de decirlo.
 
Se siente una nueva ola creativa…
Ojalá se repita lo que se vivió en Madrid en la década de los ochenta. Queremos más opciones culturales, queremos que la gente quiera buscar opciones creativas.
 
Cómo ha sido el proceso de madurez de la banda…
Hemos crecido como personas, como banda, como músicos. Llegamos al punto en el que sabíamos que teníamos que tomar decisiones, dejar de ser impulsivos, de cometer errores y lanzarnos en proyectos que nos iban aquedar grandes. Esa rebeldía ahora la canalizamos y la tenemos como principal motivaciones para los nuevos proyectos, ir a México, “cruzar el charco”, hacer cosas nuevas sin miedo.
 
¿Y cómo analizan la oportunidad de presentar la banda en SXSW Oportunidad de SXSW?
Es maravillosa para nosotros, lo teníamos como meta. Sabemos que el rock latino tiene su espacio respetado en Estados Unidos, es el país donde es el portal natural, el sitio donde nace la ruta del rock y creemos que es la puerta adecuada. El festival es único, hay una gran concentración de talento. No solo vas a compartir tu música, vas a aprender, es realmente inspirador y se convierte cada show en una prueba real. No tienes tiempo de probar sonidos, tienes los minutos contados para prepararte, al final vuelves a las raíces de ser músico, salir de las comodidades, a la batalla y a la guerra. Es como cuando giramos por México en los que hace años nos lanzábamos al escenario con la única prioridad de tocar bien sin importar el lugar o las circunstancias de la sala. Fueron giras larguísimas, no sabíamos quien venía y así es difícil atrapar a la gente en 10 minutos. Por eso aprendes y es en estos festivales que te pones a prueba como banda. Debes atrapar a la gente no solo por la música sino por el show y la agresividad, una agresividad muy salvaje y muy honesta
 
Háblanos de la fascinación y respeto que existe en España por el Blues, por el rock de Estados Unidos. Los españoles realmente han estudiado el género, han adoptado elementos pero al mismo tiempo son alumnos adelantados…
Lo que nos pasa con el blues y todas las propuestas americanas tienen un sonido único, original, legendario, que a pesar de tener menos de 100 anos simplemente es muy poderoso. Y nosotros solo queremos aprenderlo todo. Pasa como en Japón con el flamenco como si no hubiera otra cosa, no hay cultura hace que te vuelvas un obsesivo de ese tema. Es fuente de inspiración de muchas de bandas. Quizás puede ser el mismo encanto y fascinación que han tenido los japoneses que están descubriendo el flamenco, un ritmo que les seduce, que lo quieren aprender, estudiar y por supuesto tocar. Creo que cuando descubres un genero que amas definitivamente quieres saberlo todo.