Háblanos de la expectativa que tienen por participar en este gran evento musical
Las valijas están preparadas desde hace días. Estamos emocionados y muy felices por esta oportunidad. Sabemos del prestigio que ya tiene el showcase de ‘Sounds of Spain’. Nos han hablado que este show en particular acapara mucha atención y curiosidad porque en el pasado las bandas que se han presentado han causado una grata impresión, así que debemos seguir con la tradición y hacer un buen concierto.
 
¿En qué momento llegan Los Nastys a SXSW?
Acabamos de terminar una gira por Francia, seguimos ahora en Austin, de regreso estaremos realizando unos cuantos conciertos por España y luego a México.
 
¿Cómo ha sido la experiencia de girar por México para una banda española como Los Nastys?
Cada show es simplemente una sorpresa muy grata. El publico mexicano no tiene miedo a nada, realmente se gozan los shows. Nosotros somos unos tipos tranquilos, simpáticos sin pretensiones así que cada lugar que visitamos simplemente queremos pasarla bien, entregar nuestra música y que el público tenga un momento increíble. Y en México, de verdad, notamos que hay cariño, que nos reciben con los brazos abiertos, así que lo mínimo que podemos hacer es entregar todo de nosotros en el escenario.
 
¿Y más allá de los conciertos, cómo es una gira en tierras mexicanas?
La experiencia de girar por México es como estar de vacaciones en el paraíso. La comida picante nos encanta, cada día es una aventura nueva, por fortuna ya tenemos amigos colegas así que es que cada noche tenemos una excusa para hacer música y pasarla bien.
 
Ustedes, como muchas bandas, pasaron por la crisis que vivió España hace algunos anos. Como grupo, ¿cuál fue el impacto de esta situación en el proceso creativo?
Pues simplemente la vivimos como todo el mundo. Nosotros somos músicos, pero también estudiantes, ciudadanos. Hubo un momento fuerte de incertidumbre en el que no sabíamos que hacer con nuestras vidas. Decisiones que implican dinero, tienes que trabajar y hacer master, y pagar para hacer algo, y buscar el dinero para hacer música, comprar instrumentos, pagar horas de ensayo, etc. Pero en el aspecto positivo nos hizo cuestionarnos, pensar en el mensaje y en saber que tenemos la responsabilidad de transmitir un verdadero mensaje a través de nuestras creaciones musicales.