Cuando nadie podía imaginarlo, llegó la Navidad. Y aunque esto parece un chiste predecible, lo cierto es que a todos suele pillarnos el toro, como se dice a este lado del Atlántico, con las fiestas encima y los deberes por hacer. Es decir, los regalos por comprar… ¡y hasta decidir! Por eso, como cada año, os dejamos nuestra particular lista de regalos con la que podrás hacer a ese guitarrista en tu vida un poquito más feliz en estas fechas de dispendios y algarabías.
 
Para bolsillos pequeños (o amigos invisibles)
Regalos pequeños, regalos de compromiso o regalos marcados por el azar en la cada vez más extendida costumbre del “regalo del amigo invisible”. Sea como fuere, no hay excusa para no acertar cuando te toca el guitarrista del grupo o los tiempos aprietan como para andar derrochando…
 
Un ampli en un tarro
Uno de esos ingenios que aparecen de vez en cuando y que nos dejan la cabeza del revés a los guitarristas: el Jam Jar es un ampli metido en un tarro de crista que es, sin duda, el ampli de práctica más singular que nos hemos echado a la cara. Incluye su propio altavoz en la tapa del tarro, pero puede conectarse a una pantalla externa. ¿Quién no querría uno?
 
Una correa para guitarra
Fácil, sencillo y directo. Una nueva correa para la guitarra es algo que casi cualquier amante de las seis cuerdas suele apreciar. Y si, además, es tan molona como nuestra “Lightning Bolt Safety Strap”, el éxito está garantizado.
 
Kit de limpieza
Todo el mundo necesita limpiar su guitarra de vez en cuando. Y, ningún guitarrista se ofenderá porque le digas que debe hacerlo con la suya… Total, siendo como somos, es probable que el kit le dure años. En Gibson, además, tenemos uno ideal.
 
Una sesión de lutier
Lo mismo ocurre con la revisión médica periódica. Algunos somos puntuales como un reloj, otros dejamos pasar demasiado tiempo entre una y otra. Pero ten por seguro que, si te decantas por el típico bono-regalo, si este cubre una visita al lutier, habrás acertado.
 
Fretlocks
Un capo suele ser también un regalo pequeño recurrente en Navidades. Pero si ya has quemado ese cartucho, te damos la oportunidad de descubrirle a tu guitarrista Fretlocks. Unos pequeños acoples individuales para cada cuerda que la pisan en el traste en que lo coloques. Con dos o tres de ellos, las posibilidades de afinaciones estrambóticas son, directamente, disparatadas.
 
Tapones para los oídos
El regalo del amigo o pareja preocupado. Total, los guitarristas, especialmente, suelen prestar poca atención a lo de proteger su principal instrumento: el oído. No está fuera de lugar hacerlo por él (o ella). Un par de tapones decentes y efectivos son baratos, y puede que en el fondo le estés regalando algunos años más de audición…
 
Para bolsillos medianos
Aquí la horquilla es amplia, pero si disponemos de algo más de presupuesto, podemos entrar en auténticos regalazos de envergadura sin tener que pedir un micro-préstamo a uno de esos inquietantes anunciantes radiofónicos.
 
Tapones a medida
Vale, no es lo más bonito y entrañable regalarle a alguien el llenarle el conducto auditivo de pasta moldeadora, pero, eh, como antes, es por su bien. Es la versión cara pero también pro de la protección auditiva que le permitirá a tu atolondrado guitarrista vivir unas cuantas Navidades más escuchando sin problemas los villancicos de tu suegra. Puede parecer que no, pero a la larga, lo agradecerá.
 
Un buen cable de guitarra
Hay tantas posibilidades de que el guitarrista al que quieres regalar tenga un cable de calidad dudosa, que con este regalo puede que mates varios pájaros de un tiro: le gustará, su sonido mejorará y habrás hecho por él esa compra que nunca se ha animado a hacer. ¿Opciones? ¿Qué tal Gibson Pure?
 
Una suscripción a su revista favorita
Sabes que tiene una. Aunque, alguno hay, le avergüence un poco acercarse al quiosco a comprarla. Averigua cuál es y regálale un año de suscripción. No estarás acabando con tus ahorros y verás una enorme sonrisa aflorar el día de Navidad.
 
Una buena funda de guitarra
Hay grandes posibilidades de que esta base esté cubierta, pero, si no es así, una buena protección para su objeto más deseado es sin duda una receta ganadora. Puedes seguir la ruta del estuche rígido, y elegir uno para Les Paul o SG, o buscar alternativas como las fundas Mono, a las que este redactor confía sin dudarlo sus varias Gibson cuando de portabilidad y seguridad se trata.
 
Una Gibson SG Special 2016 T
¿Qué tal una guitarra? Si buscas una opción de primera línea a un precio asequible, que hará las delicias y pondrá a tu guitarrista a dar saltitos por toda la habitación, podríamos recomendarte varias de las nuevas Gibson 2016. Pero esta Gibson SG Special 2016 T lo tiene todo para triunfar: especificaciones históricas, diseño icónico, sonido clásico… ¡yeah!
 
Para bolsillos generosos
Mucho en algunos casos o de generosidad más comedida en otros, a quienes puedan invertir algo más se les abre un mundo de posibilidades para dejar a ese guitarrista gritando como un loco cual crío al que le regalan una Nintendo 64 por Navidad…
 
Un multi-efectos de última generación
En 2016 (casi) la tecnología digital dejaría a muchos guitarristas que juran sobre la tradición bastante impresionados si se dieran la oportunidad de catar algunos multi-efectos de última generación. No son baratos, pero nombres como Axe FX o Kemper podrían cambiar para siempre la perspectiva de un guitarrista dispuesto a echar una mirada al futuro.
 
Gibson Les Paul Standard 2016 HP
Volviendo al terreno de la madera y las seis cuerdas, la nueva Gibson Les Paul Standard 2016 HP es el top de la nueva gama de guitarras Gibson. E incluye todas las innovaciones que se convertirán en un estándar en el futuro próximo: sistema de afinación G-Force, mástil Soloist, rebaje en el talón, elementos de titanio, opciones de coil splitting… ¡Un lujazo!
 
Un viaje a conocer Gibson Custom
Y hablando de lujos… si estás que lo tiras, ¿por qué no regalar un viaje a conocer la fábrica de Gibson Custom en Memphis? Venga, todos los guitarristas que acaban de leer esto acaban de poner cara de bobos con tan solo imaginarlo. ¿Qué crees que puede fallar?