Muchos son los grandes artistas de las seis cuerdas que han escrito varias páginas de la historia del rock con una Gibson SG entre las manos. Desde Tony Iommi a Angus Young, de Robbie Krieger a Frank Zappa, de Pete Townshend a Duane Allman… la SG nació como sustituta de una, en principio y quién lo iba a decir entonces, Les Paul en declive. Y tomando su nombre del genérico “solid guitar” se convirtió rápidamente en un instrumento icónico con plaza irreemplazable en las colecciones de los guitarristas menos monógamos.
 
Ahora, con el nuevo año a la vuelta de la esquina, la familia de guitarras Gibson presenta nueva línea de instrumentos. En la que, como era de esperar, la SG tiene su propio hueco con nada menos que 8 modelos Gibson SG 2016 para cubrir las necesidades de casi cualquier tipo de guitarrista y, no menos importante, prácticamente cualquier bolsillo. ¿Las descubrimos?
 
Gibson SG Standard P-90 2016

Para los más tradicionales, o los más inspirados por guitarristas como el ya mencionado líder de The Who, Pete Townshend, el icono de los cuernecitos y las single coil regresa reencarnada en una máquina de rock clásico con las dos variantes que ya conocéis: por un lado la Gibson SG Standard P-90 T se mantiene fiel a especificaciones históricas, desde el ancho del mástil de 1 11/16 pulgadas a detalles más estéticos como los controles Black Top Hats auténticamente vintage. Un clavijero tradicional y el inevitable cuerpo sólido de caoba rematan una guitarra con la que han hablado unas cuantas generaciones.
 
Por otro lado, como todos los modelos de la nueva línea 2016, la SG Standard P-90 cuenta con su versión High Performance: la Gibson SG Standard P-90 2016 HP. Aquí encontramos toda una serie de mejoras e innovaciones a la altura de las exigencias de la guitarra moderna. Sistema de afinación automática G-Force, silletas de titanio en el puente, el nuevo perfil de mástil “Soloist”, la cejuela ajustable Zero-Fret y un rebaje en el talón (la junta entre cuerpo y mástil) para mejorar el acceso a los trastes altos. Un auténtico clásico adaptado al siglo XXI.
 
Gibson SG Standard 2016

Hablando de iconos, si una guitarra es hoy en día sinónimo de un tipo de rock muy concreto, acompañado normalmente de Marshalls puestos al 11, esa es sin duda la SG Standard. La Gibson SG Standard 2016 T es, como su contrapartida P-90, una seis cuerdas fiel a la tradición: mástil histórico, potes Black Top Hat también, cuerpo de caoba, incrustaciones trapezoidales… Como pastillas monta dos humbucker, claro: la 490R en la posición de mástil y la 498T en el puente, las revisiones Gibson más modernas de aquellas PAF que marcaron el devenir del rock para siempre.
 
La otra variante 2016, la Gibson SG Standard 2016 HP incorpora, como todas sus tocayas de siglas, novedades como el sistema de afinación G-Force, cejuela Zero-Fret ajustable de titanio, silletas también de titanio en el puente, mástil “soloist”, el nuevo selector de pastillas noiseless, y el rebaje “fast-access” en el talón. Es decir, todo lo que necesita una guitarra curtida en mil y un millón de batallas para ponerse al día en el año que viene.
 
Gibson SG Special 2016

La versión para quien busca una Gibson SG Standard con el bolsillo un poco más apretado de la cuenta, tiene en la Gibson SG Special su mejor opción. En la versión T(radicional) encontramos de nuevo un instrumento con respeto minucioso por el pasado: cuerpo sólido de caoba, mástil histórico, afinadores tradicionales… Incorpora, como todos los modelos T un diapasón un poco más grueso, pero donde realmente se separa un poco de su hermana mayor es en las pastillas mini-humbuckers 495R y 495T que monta. ¿Quién puede resistirse a un poco de variedad entre hermanas?
 
Por su parte, la Gibson SG Special 2016 HP presenta la misma oferta pero con dos mini-humbuckers Rhythm Tribute y Lead Tribure. Además de, efectivamente, afinador G-Force, cejuela ajustable, rebaje en el talón, mástil Soloist y todos esos detallitos que, estamos seguros, serán un nuevo estándar antes de que aparezca un nuevo recopilatorio de rarezas de, pongamos… Kurt Cobain.
 
Gibson SG Faded 2016

Y llegamos a los modelos más económicos de la familia SG. Su diferencia está principalmente en cuestiones más estéticas, como las incrustaciones dot en el mástil, algunos acabados menos… y poco más. La Gibson SG Faded 2016 T monta dos humbucker 490R y 490T y asume todas las especificaciones de sus primas hermanas. Mientras que la Gibson SG Faded 2016 HP, con las mismas pastillas, incluye lo que ya esperas de un modelo High Performance: G-Force, Zero-Fret, rebaje en el talón, mástil Soloist, etc.
 
En resumen, una pequeña y muy bien avenida familia de guitarras Gibson SG para todos los géneros y todas las generaciones. Y tú… ¿cuál es tu favorita?